martes, 11 de noviembre de 2008

Florecieron los jacarandás


foto: tomada prestada de Infojardín


EL JACARANDA


Está por florecer el jacarandá… amigo…
¿Es cierto que está por florecer… lo has acaso sentido?

¿Pero dónde ese anhelo de morado, dónde, podrías
decírmelo?

En realidad se le insinúa en no se sabe qué de las ramillas…

¿Cómo, si no, esa sobre-presencia, o casi, que aún de lo invisible,
obsede, se aseguraría,
el centro de la media tarde misma,
sobre qué olvido?
llamando desde el sueño o poco menos, todavía,
cuando un rosa en aparecido,
lo cala, indiferentemente, y lo libra, lo libra
a su limbo.

Juan L. Ortiz

7 comentarios:

Loli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Veroka dijo...

¡¡¡Qué color!!! Qué lindo poder reparar en esto y disfrutarlo a pesar de el cansancio, los horarios y las corridas.

Marxe dijo...

Es una celebración anual.

Clio dijo...

Existen pocas cosas tan bellas como observar florecer los jacarandáes. Renuevan la vida, anuncian la calidez y el dejar atrás la lugubridad del invierno.

Amo esos colores lilas o azules, tal como lo ojos de quien lo perciba, llenan el futuro de esperanza y dan calor a la vida.

Cuántos jacaandáes hay en nuestra amada ciudad. Yo percibo esos árboles florecidos, como presagio de días tibios, pacíficos y de felicidad.

Gracias, Marxe, por recordarlos :)

Cris

Marxe dijo...

Hola Cris.
Es que por mi barrio hay varios y cada vez que florecen, con ese color tan particular, es un estallido imposible de pasar por alto.
Besos.

Zebra dijo...

Deberías ver el árbol de mi vecino, el mejor espectáculo que una vereda puede dar.

Marxe dijo...

Mmm no sé, yo tengo toda una colección a una cuadra. :P