martes, 27 de mayo de 2008

Hacia rutas salvajes - Into The Wild


poster de la película de Sean Penn


Chris McCandless, autodefinido como “viajante estético cuyo hogar es el camino”, murió en Stampede Trail, Alaska, en agosto de 1992, después de un largo viaje por Atlanta, Arizona, México, Salton Sea (California), Las Vegas, Carthage (Dakota del Sur) y varios lugares más de los Estados Unidos. En la primavera de ese año, con tan sólo 24 años de edad, habiendo abandonado casi todas sus posesiones materiales y sin decirle nada a nadie, y bajo el falso nombre de Alex, se internó en los bosques de Alaska cerca del Mt. McKinley, y durante 113 días vivió de las pocas provisiones que llevaba y de lo que pudo recolectar y cazar, alojándose en el Fairbanks 142, un viejo micro escolar abandonado en la zona. El duro invierno, la crecida de los ríos en el verano, la falta de alimentos y la desconexión con el mundo lo llevaron a su temprano final.



Para algunos, el producto de una mente perdida. Para otros, la consecuencia de un error de cálculo e inexperiencia en la vida salvaje. Para algunos más, la víctima de una sociedad que ya no sabe recibir a sus jóvenes en el seno del mundo adulto. Cualquiera sea la verdadera razón que llevó a Chris a esta situación límite, su historia generó un debate muy interesante acerca del estado social y espiritual de nuestras sociedades del segundo milenio.

Chris con su Datsun amarillo

Este debate se originó a partir de un artículo inicial elaborado por el periodista y escritor Jon Krakauer en la revista Outside en enero del ‘93. Este artículo posteriormente dio lugar a un libro en donde Krakauer relató la odisea de Chris y propuso algunas hipótesis acerca de su muerte, a la cual relacionaba con la ingesta de algunas plantas tóxicas.
El artículo generó mucha controversia y pronto otras personas comenzaron a dar su visión de los hechos en nuevas notas y documentales. En 2007 se estrenó una película, Into The Wild, basada en el libro de Krakauer y dirigida por Sean Penn, a quien la historia de McCandless relatada en el libro lo había impresionado profundamente.



Sean Penn filmando una escena con Emile Hirsch como Chris


En lo personal, todo este debate me resultó muy interesante, y la película, si bien algo idealista, me hizo pensar mucho en la historia, en los porqués de este pibe, pero sobre todo, como decíamos, en lo que representa como símbolo de una sociedad que muestra sus incapacidades y su decadencia. Cuando la Naturaleza llama con su canto de sirena quizás sea porque la Cultura no ha podido dar más respuestas. No adelanto nada más por aquellos que quieran rehacer esta ruta de interiorización en el tema. La película no llegó a estrenarse en Argentina. Sospecho que su duración de 2 horas y media atentó contra el afán lucrativo de las cadenas de cines, a pesar de la belleza de sus imágenes y la potencia de su historia. Una pena. La peli se puede ver por Internet.


Vista aérea de la zona de refugio

Links de interés


Artículo original de Jon Krakauer

Artículos de debate

Otros sitios sobre el tema

La película de Sean Penn

El libro de Jon Krakauer

Chris McCandless


Chris cazando un puercoespín


Chris junto a su refugio en el bus


Última foto antes del final


11 comentarios:

Veroka dijo...

Será cuestión de verla, es un tema tan actual y tan duro. Para debatir, café de por medio.
Besos

Marxe dijo...

Pues vela, chica, tu que la tienes... y debatiremosss

san dijo...

Las imágenes que logra Penn son hermosas. la naturaleza es el otro personaje principal en la historia delicadamente captado. Me parece re importante la ultima reflexion que el hace por eso la subi.

un abrazo marce!

Marxe dijo...

Sí, es un lindo pensamiento. Lástima que el pibe no se haya dejado ayudar.
Otro, Santi.

La Loba Esteparia dijo...

Esta pelicula es una inspiracion para almas como la mia que buscan constantemente "La revolucion interior"

Marxe dijo...

Bienvenida Loba. El camino es siempre hacia adentro y el arte siempre puede dar una mano para encontrarlo. Saludos.

Anónimo dijo...

Esta película me ha impresionado, por la historia y por lo bien hecha que está. No tengo palabras.

Marxe dijo...

Así es Anónimo. Es una lástima que en Argentina noi la hayan estrenado en cines.

Marxe dijo...

¡Acaban de reeditar el libro en español! Sale $29 y me lo conseguí finalmente.

Gustavo dijo...

La foto publicada de McCandless sentado frente al bus no es original, ese no es McCandless, es una recreación.

Marxe dijo...

Gustavo, tenés razón. No me había dado cuenta. Espero haber puesto la correcta ahora. Gracias por avisar.