sábado, 11 de octubre de 2008

Tobacco Road - 16 Veces Ford



Tobacco Road (John Ford - 1941)

Luego de nuestro fallido intento de verla en cine en uno de los ciclos que dió el Teatro San Martín, debido a que un sábado de Semana Santa inspiró a sus empleados a improvisar una "revisión del servicio eléctrico" que obligó a suspender las funciones, finalmente pudimos ver esta perlita del maestro John Ford.
Mi peli nº16 de este genio no defraudó. Basada en la novela homónima de Erskine Caldwell aunque con algunos cambios (según mi amigo Eduardo que la leyó y aportó la peli), este film se relaciona con el que vimos anteriormente, Viñas de Ira, en cuanto a que la historia y sus personajes pertenecen al campesinado norteamericano en la época de la gran depresión. En este caso un grupo de granjeros del sur que deciden quedarse a vivir miseria en su rancho, un poco por desidia y otro poco por falta total de recursos.



Una familia encabezada por el padre Jeeter (increíble Charley Grapewin, el abuelo de Viñas de Ira) con su pasmada mujer y sus tres hijos: el mayor huyó a la ciudad a labrarse un porvenir, el menor un adolescente exaltado y algo tocado, y la hija, una principiante Gene Tierney mostrando ya toda su belleza y pocas palabras. También aparece un muy joven Dana Andrews como un hijo pródigo del pueblo. Y por supuesto, los maravillosos secundarios que siempre aparecen en las obras de Ford.




La película, aunque con un tono menor que en el libro (Eduardo dixit) transmite toda la sensación de abandono, pobreza, mezquindad e ignorancia de esta familia, y los trucos que emplean para sobrevivir, aún a costa de los demás, mientras esperan que el banco venga a reclamarle el lugar por falta de pagos de alquiler. Con algunos toques que hoy se considerarían poco políticamente correctos (por no decir casi prejuiciosos) acerca de la gente de campo en los Estados Unidos, esta joyita me demuestra una vez más que bien narraba Ford y cómo se extrañan por momentos films como estos. Ojalá se pasaran más seguido, no sólo en ciclos especiales sino también en la televisión pública y privada.



2 comentarios:

Clio dijo...

Hola!

Gracias Marce, gracias Edu, están haciéndome conocer un mundo nuevo para mí y estoy fascinada.

Genial la peli, me falta ver "La uvas...", pero ya va a llegar el momento, no voy a quedarme con las ganas.

Besos.

Marxe dijo...

Y esto recién empieza...
Te vamos a pervertir.