domingo, 27 de diciembre de 2009

Gente en el cine


Debo estar envejeciendo porque empiezo a sentirme un bicho de otro planeta, un E.T. llamando a una casa que le gustaba más. El signo que noté ayer es que la gente que va al cine es otra, han cambiado los códigos de convivencia cinematográfica y ahora todo vale.
No fui a ver una película para chicos, tampoco era un gran atractivo hollywoodense. Pero en las dos horas de película presencié lo siguiente:

-Una pareja al lado mío se pasó toda la peli comiendo pochoclo como si no hubieran comido en toda la semana.
-Una mujer detrás mío hacía lo mismo, con el agregado de que resqueteaba la bolsa a más no poder lo que hacía que me llegara toda la baranda a pochoclo quemado hacia mis narices.
-Un pibe de unos 12 años se pasó gran parte del film comentando con su padre, el cual en vez de decirle que hable en voz baja le respondía alegremente.
-Un flaco en sus veintes atendió un llamado en el celular. Se ve que lo tenía en vibrador porque no sonó. Pero él muy suelto respondió: "che te llamó después que ahora estoy en el cine".

Para colmo mi butaca estaba bastante vencida y me quedó la espalda dolorida y el culo aplastado.

No es cuestión de edad ni de generación. La audiencia está cambiando y las salas de cine se están tranformando en comedores con pantalla donde cada uno hace, más o menos, lo que quiere. El cine como ceremonia cuasi religiosa, ese sumirse en la oscuridad y el silencio para sumergirse en la pantalla, ya es historia.
El cine como un todo está evolucionando hacia otro tipo de evento muy diferente al que solía ser. Quizás sea por la influencia de Internet y la TV por cable. Ahora todos quieren "participar". Y el que comento no fue el caso más grave, he tenido peores.
Entonces comprendo por qué cada vez voy menos.

4 comentarios:

Veroka dijo...

Es así, todo cambia, además en gral la gente esta bastante densa en todos lados: en el super, en el bondi,en el cine ....

Marxe dijo...

Cambia, todo cambia...

Clio dijo...

Hola.

Sí, todo cambia, es real. Pero todavía quedamos algunos que amamos las antiguas tradiciones.

Vayamos al cine cuando vuelvas de tus vacaciones, vos sabés bien que detesto los pochoclos y las costumbres que se viven porque es moda o "re fashion".

Un beso

Marxe dijo...

Vamos, yeah.